Banda Sonora de Togainu no Chi feat. Itou Kanako

¡Hola chicos! Esta es quizá la primera y última vez que me verán haciendo un review de una banda sonora (u OST), pero como no podía dejar toda la entrada a solo mi obsesión con Itou Kanako y los maravillosos temas que hizo para esta oportunidad (además de que el soundtrack solo incluye los temas en versión corta).
.

Título del álbum: Togainu no Chi Original Soundtrack
Anime: Togainu no Chi
Artista:Tomohisa Ishikawa

¡Review después del salto!

CD 1

Ver temas

Tenía tiempo sin escuchar completo un soundtrack de más de 30 temas, así que esas 41 pistas me tomaron por sorpresa. Como no me he visto todavía el animé de Togainu no Chi, no puedo identificar lo bien o lo mal que fueron utilizadas estas melodías, así que eso me restara a sólo analizar musicalmente el disco.

Comienza de muy buena manera con Lacrimosa, la que yo creo que es el tema principal de la serie. Nos introduce a la onda de música electrónica ambient de la cual estará repleto el disco en muchas ocasiones, además de hacer muy buena armonía con las voces que se usan de fondo. Me recuerda mucho a los temas que compone tanto Yuki Kajiura como Yoko Kanno, porque ambas utilizan el recurso de tener vocales armonizando con la pista. Desde esta pista hasta ARBITORIO el sonido es muy suave y tranquilizante. Me relajó bastante porque tienen arreglos de piano bien melódicos que ayudan a crear un buen climax de relajación, además de poderosos remixes ambient.

Lo que me atrajo de este tema fue su la singular aparición del bandoneón, instrumento utilizado muy a menudo en el tango. Su parecido con la música instrumental de la banda francés-argentina Gotan Project captó mi atención al segundo y desde ese entonces no me he sacado la canción de la cabeza. Lamentablemente, no pude apreciar el instrumento en ninguna otra canción, pero me hubiese encantado escuchar más temas con ese aire a tango.

El disco sufre un cambio no muy pronunciado con Takeru quid sum miser, tema que vuelve al disco al estilo original de Lacrimosa con vocales de fondo y ritmos más rápidos. El verdadero cambio, muy bien realizado, se nota en Hostias et Preces tibi Domine laudis offerimus, en donde es innegable la influencia de Yuki Kajiura en el estilo de la composición. Me gustó mucho toda la melodía de violín electrónico calmado opacada un poco por el ritmo de la percusión.

Después de este salto siguen una variedad de temas más que no mantienen un solo estilo sino que representan ambientaciones a momentos de pelea, de suspenso y de tristeza. Debo admitir que no me gustaron para nada los arreglos de piano por esta parte (sobre todo Ne me perdas illa die), me parecieron muy poco interesantes y sin mucha creatividad compositiva. No estuvieron mal las demás pistas, pero tampoco lo hicieron tan bien como para permanecer en mi mente. La monotonía se rompe con Sion, canción que involucra unas vocales de ópera masculinas realmente únicas con luego una ruptura de ritmo admirable. Desde este punto, el disco volvió a tener mi apreciación.

La siguiente canción, no obstante, es la que se lleva el premio. Juntando una vocalista femenina con una voz bien aguda y algunas frases en latín y árabe, agregándole un ritmo rápido, una distorsión electrónica deliciosa, y una melodía que te despierta de la monotonía anterior, realmente Salve me es una de las joyas más significativas del disco.

Y como si no fuese casualidad, la última canción del disco que llamó mi atención está un número más abajo, Tuba mirum spargens sonum. Nos deleita por 1 minuto 56 segundos con un solo de trompeta más que exquisito, acompañado de un bajo favorable y una edición de la música buenísima. Es adorable la manera en la que me relaja esta canción.

Los mejores temas del disco están de la pista 25 a la 29, terminando con Solvet saeclum in favilla, que más parecía un himno a la alegría por su tonada feliz y suave. Si me piden recomendaciones de este disco, simplemente les voy a decir que saquen un mini-album con esas cuatro pistas, son muy hermosas, y lastimosamente, lo mejor que ofrece el disco.

Terminado el disco con más arreglos de las anteriores melodías y más canciones de batalla y suspenso, realmente ningún otro tema captó verdaderamente mi gusto. Entre las mejores canciones de ese bloque, no buenas, de todos modos, están: Ad te omnis caro veniet, Requiem aeternam dona eis Domine y el arreglo final de Lacrimosa, llamado Lacrimosa dies illa.

CD 2


Ver temas

Ahora sí, a lo que me gusta: hablar bien de Kanataro-sama. El disco está repleto de canciones muy rockeras en un sentido que no innovan en  lo absoluto, y, para serles sincera, me aburrieron. Tanto el Opening ROSE HIP-BULLET como múltiples endings cantados por la misma banda entran en la lista de las canciones que no llamaron mi atención. En cambio, me muestro satisfechícisma con la actuación de Itou Kanako en este disco. No Moral, que actúa como primer ending de la serie, es una canción encantadora en todos los sentidos. Simplemente la adoré, y espero con ansias que anuncien si es que van a sacar una versión completa de la canción, porque necesito oírla.

Don’t Stare at Me de VERTUEUX es otra canción que se alza por sobre las demás canciones de rock. Sentí un estilo muy muy parecido a THEATRE BROOK que me encantó, así que esta es otra pista más que deseo que salga en versión completa. Lo que más me emocionó, lo admito, es la voz tan característica del vocalista.

Misato Aki, una muchacha con una voz hermosa, también hace una actuación bien linda con once more again, una balada lenta y medio triste, que le va muy bien con su rango vocal. Me conmuvo este ending y también opino que el album debió haber buscado tener un poco mayor cantidad de baladas de este tipo, además de Yasashisa ni Mamorarete de Kita Shuhei, que va por el mismo camino de balada rock. Aun así, esta última me gustó mucho menos que la de Misato.

Seguimos con Itou Kanako porque es amazing y canta Honed Moon -Togareta Tsuki y STILL, canción de la que ya me le conozco los veinte nombres y versiones. Extrañaba mucho las canciones de Kanataro que tienen el tono de Honed Moon, parecidas a escape y Rise in Green Wings. Me gusta mucho porque el arreglo de estas canciones es parecido a lo que hablaba antes de la electrónica ambient, pero esta vez con la distorsión de guitarra. Cómo quiero que la falta de las versiones largas de estas canciones aquí signifique que Kanataro sacará un nuevo disco (cruza los dedos y le reza a GATO).

Eso ha sido todo por estos dos discos. La puntuación final del soundtrack como totalidad, a mi parecer, es:

7/10: Tiene obras maestras pero pierde
demasiadas pistas en arreglos innecesarios y aburridos.

Acerca de catonwall

catonwall es una alien venezolana amante de la música japonesa, el anime, el manga y la lectura. Es una pequeña talibán ortográfica y tiene mucho amor que dar por ahí.

Publicado el enero 25, 2011 en Itou Kanako, Jpop, Música, Por género, Reviews de discos, Soundtracks. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. de verdad q las canciones de Itou Kanako son geniales y me obstine de buscar las versiones largas

  2. Hace años que no me pasaba por aqui hehe -w-!!
    Solo era para avisarte que, al fin, salio un album con todos los ENDINGS COMPLETOS de Togainu no Chi!!! :D!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: