Hourou Musuko: Crecer.

Muchos saludos, lectores del blog: les habla Linda29693 para ofrecerles el review completo de Hourou Musuko, la serie que estuve comentando semanalmente. Después de varios días de haber salido el capítulo final, les ofrezco mis opiniones ya completas.

Título: Hourou Musuko aka Wandering Son.
Género: Drama, Recuentos de la Vida.
Compañía: AIC.
Autora Original: Takako Shimura
Formato: 11 Episodios
Sinopsis: Hourou Musuko cuenta la historia de Shûichi Nitori, un estudiante de 5to. grado al que le gustaría ser una chica, se siente bien consigo mismo y feliz cuando se viste como una chica. Al ingresar a una nueva escuela conoce a Yoshino Takatsuki, una chica de aspecto masculino a la que todos llaman Takatsuki-kun cual, guarda un secreto como Nitori, y es que le gustaría ser un chico. Entre ambos se establece una amistad en la cual se sienten cómplices de sus secretos.

En pocas palabras:
El arte y la producción son ambos sorprendentemente geniales.
Comprende un final abierto pero bastante bien manejado, dejándote, en los últimos episodios, un sentimiento reconfortante hacia los personajes que cuesta hallar al principio.
Este animé es la viva representación del género “recuentos de la vida” o “slice of life”.
Como he leído a varias personas más mencionar, la trama no da ningún vuelco profundo y evita a toda costa los giros argumentales, por lo que tiende a ser demasiado plana.

Nunca creí ver algo de AIC que valiera la pena, ni siquiera algo que valiera el intento, además de Ima, Soko ni Iru Boku. Tenía tan pocas esperanzas de que este animé saliera bien, que con solo ver el primer episodio quedé muda. Hourou Musuko, sin lugar a dudas, es uno de los mejores animés que tiene para ofrecer este año.

Me gustaría acotar, antes que nada, la magnífica dirección de Aoki Ei. Es una gran sorpresa con cuánta suavidad llevó los capítulos, sobretodo después de Ga Rei: Zero, animé que no llenó para nada las muchas esperanzas que creó. Aunque en Hourou Musuko las cosas se hubiesen tambaleado un poco en el desarrollo, los primeros y últimos capítulos son fantásticos.

Podría usar como ejemplo aquellas escenas tipo entrevista que son usadas en los primeros capítulos: me encantaron porque fueron usadas muy concienzudamente para explicar un argumento que de otra manera no hubiese podido dejar su estela. Además, este beneficio en cuanto a la dirección es apoyado de buena manera por la impresionante animación y el bellísimo arte. Si hay algo que caracteriza en profundidad a este animé, son estas dos cosas. El estilo de los dibujos atrapa al ojo desde el primer instante: no hay nada que represente más la atmósfera de este animé que los colores pasteles. La animación es fluidísima y sobre-trabajada desde el principio hasta el final.

Los personajes son otra parte de la bella composición de Hourou Musuko. Los personajes secundarios fueron los que más construyeron tanto a los protagonistas como al animé en sí: la energética Sarashina Chizuru, quien, con sus apariciones a lo largo de los episodios, da vida y calidez al animé; Makoto Ariga, Sasa, Seya y Maho… Aunque algunos personajes hayan quedado entre-dichos, como Makoto, la mayoría de ellos ocupa un puesto fundamental en el desarrollo.

Pero quienes más me interesaron de los personajes fueron los principales, Suichi Nitori, Saori Chiba, Yoshino Takatsuki y Anna Suehiro. Aunque ésta última no sea considera principal, yo estuve plenamente conmovida cada vez que aparecía en la pantalla. El realismo de Anna fue lo que salvó el final de Hourou Musuko, ya que fue consistente con la evolución de Nitori. Debo decir que el cierre moldeó de forma precisa a estos cuatro personajes, haciendo que el argumento se sintiera maravillosamente, ya que al principio cuesta en demasía relacionarse con ellos.

Ya he mencionado antes que este animé es la representación de cabo a cabo del género Recuentos de la Vida, para bien o para mal. A veces, una vida simplemente es una vida. Los días pasan normalmente y no hay lo que se llamaría en ficción ‘giros argumentales’. Justo eso pasa en Hourou Musuko. Con toda la simpleza a la que se expone, su única meta es narrar los cambios ocurridos en la vida de Shuichi Nitori. No hay ataques repentinos ni giros demasiado drásticos en esta premisa durante los 11 episodios que componen a este animé. Por eso, quien esté deseando acción, no va a conseguir nada de ella aquí.

No es un animé para todos. Hourou Musuko, en sus 11 capítulos, es una historia dramática y, hasta un punto, filosófica acerca de el crecimiento físico y psicológico de un niño de primaria que le gusta travestir. No es una historia sobre travestis sino sobre personas: la grandeza de la premisa se basa en que los personajes se reconozcan como son y puedan evolucionar personalmente. Junto con una música relajante y pausada, un arte basada en colores pasteles, una dirección excelente, este es un animé para recordarse.

Valoración: 8/10

Tiene varios fallos argumentales en el desarrollo, pero los rescata con un final increíble.

Acerca de catonwall

catonwall es una alien venezolana amante de la música japonesa, el anime, el manga y la lectura. Es una pequeña talibán ortográfica y tiene mucho amor que dar por ahí.

Publicado el abril 7, 2011 en Anime, Reviews de series. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Acabo de terminar de ver el anime hace 15 minutos y me encanto. El final es como dices Abierto pero muy bien manejado. Y es parte de la realidad, no solo el como se sienten los personajes, si no la burla que hace la sociedad a los que no son como ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: