Archivos Mensuales: mayo 2011

De los valles del doujin, una tremenda voz: Hoshina Yuko (星名優子)

Hoshina Yuko (o Yuuko) es una vocalista japonesa de música doujin que saca su música bajo el círculo Chibicco Folk (ちびっこフォーク). Ha sacado 4 álbumes y 4 singles. La verdad, mucha información de ella no hay en el internet. En su twitter pone que le gustan los doramas internacionales y las películas de suspenso y horror. Pero creo que eso no nos importa mucho, ¿o sí? Además, en ese mismo twitter, me respondió cuando le dije que estaba enamorada de voz <3

Ella es una de esas bellezas auditivas que nadie conoce porque no ha hecho debut como major. Lanzando sus discos nada más en las Comikets, no tiene mucho material disponible en internet, y el que se consigue, es porque estuviste metiéndole demasiada mano a los foros chinos (¿como yo, quiźas?).

Bueno, en una de esas veces que andaba descargando música en Jelo-Maniac por qué portada se veía más gonita, me topé con Last snow, su tercer single. Ciertamente, Last snow no era absolutamente nada interesante. Era, lamentablemente, genérica. Recuerdo que era, en esa época, muy fan de Aki Misato, así que para canciones genéricas ya tenía suficiente con ella. La canción me dio igual, pero su B-side, Zankoku na Atorie, era diferente.

Como pueden escuchar, era mucho más interesante y trabajada que su A-side. Me mató la fluidez de su voz en el coro, sobretodo porque, aunque tuviera esa sensación ‘adorable’, lograba crear una atmósfera más o menos oscura. El nivel de la composición de la canción era mayor a la otra, no era tan genérica, y captaba mucho más la esencia del invierno.

Si quieren saber algo, lo que más me gusta en el mundo es investigar. Tengo una debilidad por eso. Por eso, cuando me di cuenta que esta señorita no se conseguía por ningún lado, me emocioné. Ahí fue cuando, adentrándome (quizás demasiado), en varios foros, encontré Reincarnation, su segundo álbum.

Varias personas me lo han preguntado, pero casi ninguna ha sabido por qué. El nombre que yo usualmente utilizo en el internet (si se fijan, mi twitter también lo pone) es cat-on-wall. Y todo tiene su porqué, señores. Esta vez, la respuesta está en la canción que les dejé allá. La cuarta pista, Cat on wall superó cualquier expectativa que yo pudiera tener de Hoshina Yuko. La calidad tan estupenda del instrumental, agarrada de la mano con esa voz adorable pero poderosa de Yuko… todo, todo me agarró por sorpresa. Pocas veces una canción me ha enamorado tan rápido y con esa fuerza. Hoy, podría decir que es mi canción japonesa favorita de siempre, y dudo que, en producciones futuras, su misma vocalista la supere.

Atashi no namae yonde, guuzen demo kanawanai yo! Anata no yobi koe wo…

¿Ven que la amo? Simplemente…

La siguiente pista fue el golpe final para que me rindiera ante ella. Call my name (con Zai-Dang) es todo lo que te esperas de un dueto realmente poderoso. La armonía, fuerza, diversión que oyes en esa canción supera expectativas. Call my name está relacionada en las letras con cat on wall, pero lleva las líneas ‘llama mi nombre’ (atashi no namae yonde) a otro nivel. Aquí nos demuestra que no sólo se puede moldear a canciones genéricas, a folk, sino que también el pop-rock lo pone a sus pies.

Si te gusta esa parte más energética de Hoshina, entonces su cuarto álbum, Symphonic Love, que lo consigues fácil en Nakidori no Rakuen, te encantará. Si en cambio, te derrites escuchando cat on wall y Awa no Yume ~anoyume ~, descárgate Reincarnation. De cualquier manera, no hay pérdida, en serio.

Lc5 – Refrain: ¡Así es que me gusta, Miku!

Lc5 es la nueva banda, o side-project, de Miku, vocalista de la banda de Visual Kei, Antic Cafe. Está formada por Aki en la bateria, Sato en bajo y Reo y Yumeji en las guitarras. Han sacado tres singles hasta ahora: Loveless, STORY y, el más reciente, Refrain.

Loveless, irónicamente al título, me enamoró perdidamente de este nuevo proyecto. No sé si han leído el post sobre mi sorpresa al oírla, pero el caso es que me hizo gruñir como fangirl, cosa que Antic Café no había hecho desde… Cherry Saku Yuuki. Por eso dejé muy claro que estaría súper pendiente de los siguientes lanzamientos.

Y lo estuve. Lo estuve, pero STORY no fue ni la mitad de lo que me esperaba, y yo realmente detesto hacer entradas de cosas que me desagradan por completo. Si le dedico mi tiempo, es que tiene ‘algo’ que me interesó. No soy así de masoquista. STORY terminó siendo una balda demasiado simplona, y los B-sides tampoco rescataron mucho mi tiempo. Recuerdo el excelente B-side que fue Lc5 ~love&crash~ de Loveless, por eso me decepcioné como las niñitas que vieron a Miku con la nueva imagen.

De repente, porque el mundo no siempre se pone del lado de estos hombres, después de dudar mucho si descargarme Refrain, no lo hice. Viví mi vida normal desde la fecha de lanzamiento hasta el día de hoy, que, viendo videos del Lc5 Documentary, sonó una canción de fondo que no se me hacía nada familiar, pero que me agradaba. ¿Qué otra canción más que Refrain sería, si no? Y hasta unos minutos me podías ver emocionada cantando: “SAYONARA KOIGOKOOOROOO….”. No, no tanto, pero sí que me gustó. Me gustó tanto o más que Loveless.

Hice aquello que debí hacer desde un principio, descargarme el single y ver qué tal. Lo digo en este momento que estoy escuchando el primer B-side Tooi Kimi ni Koi Shiteiru, ambas canciones son espectaculares. El primer B-side es una power ballad que suena más o menos a las canciones de STORY, pero con un poco más de empeño, y un sentimiento inarrancable a Orange Dream y Meguriaeta Kiseki DIGAN LO QUE DIGAN.

El segundo B-side (¿se dirá C-side, de repente?), NAKED, tiene lo mismo que Lc5 ~love&crash~, estrofas energéticas, un estribillo que te da ganas de saltar y un coro para ponerte a gritarlo solo en tu cuarto. Buena elección en el riff de las guitarras y en el ritmo de la batería, es pegajosa y buena para contrastar con las ínfulas de balada de Tooi Kimi.

En su totalidad, Refrain es una genial canción y mejor single. Espero con ansias qué se traerán para el álbum si esto continúa así de talentoso. ¡Bueno, mis queridos! Esta fan irremediable se despide por hoy, y escuchen más abajo el video de Refrain, para todos ustedes. Y no olviden descargarse el single, para que no se pierdan de nada.

Kanata Kara: ¿Quién dijo Fushigi Yuugi? ¿Yo?

Título: Kanata Kara aka From Far Away (1992)
Género: Fantasía, Aventura, Romance, Shoujo.
Revista: LaLa.
Mangaka: Kyouko Hikawa
Formato: 14 volúmenes, 56 capítulos.
Sinopsis: Noriko es una común chica japonesa que un día, al ser atrapada en un ataque terrorista, se ve transportada a un mundo totalmente distinto. Ahí se encuentra a Izark, un guapo joven, que, a pesar de su apariencia, guarda dentro de él un poder gigantesco que traerá la destrucción de su mundo. Y Noriko posee la habilidad sobrenatural de despertar ese poder en Izark. Ahora, Noriko debe adaptarse a ese nuevo mundo, aprender el idioma, y escapar del tenebroso destino que los acecha.

Cuando lees la reseña, lo primero que se te viene a la mente es el soberanamente popular manga Fushigi Yuugi. Sí, sí, ya tenemos más que mentalizado que la premisa no es menos original porque se vestirían de marineros. Kanata Kara viene siendo el manga más popular de su mangaka, Kyouko Hikawa, y, aunque tiene sus caídas profundas, tiene ‘algo’ que me hizo soportar 14 volúmenes enteros. Ya se los explicaré más adelante.

El estilo de Hikawa-sensei es limpio y muy bien cuidado. Es una de las cosas que te mantiene en vilo, su buen manejo de las escenas de batallas y diseño de los demonios y criaturas fantásticas. Tuve problemas, aun así, reconociendo las caras de los bishounens, porque todas se parecían demasiado. Pero, por suerte, como Noriko era la ‘extranjera’ en el mundo, no encontré a ningún personaje con su misma cara. El arte es bueno, aunque tenga ese sentimiento de ‘shoujo oldschool’, no te aleja, no es sucio, y sabe retratar las emociones de los personajes.

Ahora, ya que estamos hablando de ‘emociones de personajes’, centrémonos en ellos. Noriko tiene 18 años, lo que la hace una de las heroínas de este tipo de manga más adulta. Ella es responsable, calmada, decidida, gentil, devota… El arquetipo de la perfecta mujer japonesa. Aunque mucha gente se sintió más cercana a este manga por la personalidad de Noriko, que disipa de la común adolescente agnsty,  yo personalmente detesté este personaje. Si tuviera que ponerle un nombre, le llamaría Mary Sue. Noriko, aunque pone bastante empeño en ayudar a Izark, nunca busca hacerse más fuerte ni superarse a sí misma. Siempre es rescatada por los demás, especialmente por Izark. Es nuestra princesa en la torre. Y eso, especialmente a mí, me molesta mucho.

En cambio, el personaje masculino, Izark, es otro nivel de desarrollo. Por decirlo así: Izark fue la única razón por la que me leí esos 14 volúmenes enteros. Su personalidad fue moldeada y llevada a cabo muy bien. No es una tacita de acero inoxidable como Noriko: Izark sí tiene sus conflictos internos. Los mejores momentos del manga fueron cuando él era el narrador. Explorar sus emociones, sus razones para luchar, su destino, hicieron del manga interesante y daban ganas de saber cuál era el final que les esperaba. Izark llegó al nivel de poder agruparlo con mis personajes masculinos favoritos de shoujos.

Los demás personajes, lamentablemente, son relleno cruel. No hay ningún personaje secundario del que me pueda acordar y decir: “Ah… qué buen personaje”. Sobretodo los villanos, aquella percepción del lado ‘bueno’ y ‘malo’ tradicional, simplemente me molesta. Lo que más me molesta es que el antagonista principal sí tenía una buena razón de lucha, pero a la mangaka no se le ocurrió comenzar a mostrarla hasta el volumen 13, dejándolo como un simple borrador. Con la longitud de este manga, ella pudo haber creado algo mejor. Pero lamentablemente, lamentablemente, repito, no lo hizo.

¡Ah! Podemos ir a la historia, ya que hablamos de ‘crear algo mejor’. Nuestra premisa es tan original como Katou Tenshi Twin Angel con el género mahou-shoujo. En otras palabras: no, nuestra premisa no es original. Todo en el desarrollo del manga fue muy típico, blando y sin mucha profundidad. Las cosas sucedían sin mucho más problema. Es bueno, en parte, porque es fluido, lo que lo hace una lectura ligera, pero es malo si lo que quieres es algo más reflexivo.

En muchas oportunidades su fluidez y su personaje masculino salvan el panorama, pero en total, Kanata Kara es sólo un manga ligero para leer en tres noches aburridas, que intenta revolucionar la premisa con una protagonista madura. El romance es tierno y realista, más de una vez te llegará al corazón. Lo mejor que tiene para ofrecerte el manga son los momentos entre Noriko e Izark: el ‘destino’ que los une no solo se lee, se siente. Como romance, lo recomiendo. Como manga de fantasía, eh… bueno, no

Valoración: 6/10

Tiene un protagonista excepcional, un buen romance, bonitos dibujos, pero un argumento trillado y personajes mono-dimensionales.

Sekai-Ichi Hatsukoi 04: QUALITY ROCKSS

¡En pocas palabras!
↖Me encanta ver mi segunda escena favorita del manga ser adaptada tan bien. Y no, no es la escena de la cama, ustedes pervertidos todos.
↙La animación apesta pero feo. Cacheé como veinte screenshots súper QUALITY.
↗¿Alguien más estaba muerto de la risa en la parte en la que Onodera estaba llamando a la mangaka?
↘Onodera es taaan uke a veces, y taaan adulto otras… No sé qué pensar.

Después de encontrarse con Yokosawa-san y avergonzarse por completo (además de ser un pelín humillado), vuelve a su casa con ‘dolores’

¿Lo dejo ir, no lo dejo ir?…

… Qué importa. ¡MANDEMOS TODO A LA MIERDAA!

Bueno, el caso es que va a ayudar a la mangaka, y, mientras tanto, los animadores son hacen un masajito de cien con un fondo bien hecho como éste…

…pero también nos dicen ‘Heey, de pana que no esperes demasiado de nosotros. Nos están pagando una miseria por este yaoi, serio’.


¿Ven lo que les digo? No tenemos que alegrarnos mucho.

Onodera es tan fucking maduro, ¡¿POR QUÉ NO RESALTAN MÁS ESO EN ÉL?!

Esta es una de mis partes favoritas del manga, porque muestran un cariño real sin tener que andar metiéndole mano a nadie…


Ven lo que digo, awww. Onodera rocks <3


Esa reacción me costó demasiadas risas. ‘You can’t go simpering like some manga maiden!!”

Aquí es cuando Onodera se queda dormidito en el hombro de Takano, en el metro.

“¿Ah? ¿En dónd….

“…AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAAAAAAAAAA”

El próximo capítulo tendremos la historia de Kisa. No es que me guste mucho, pero bueeeeno.

A %d blogueros les gusta esto: