Discos recomendados (VII): Owari no Hoshi no Love Song

cover-89

Owari no Hoshi no Love Song es un concept album de Yanagi Nagi (ex vocalista de supercell) en colaboración con Jun Maeda, escritor, por si no lo conocen, de los videojuegos de Kei y compositor de algunos temas. Este es el primer trabajo de Nagi como solista con una discográfica no doujin (había sacado varios discos con una discográfica propia, en varias Comiket, llamada CorLeonis, que además era su seudónimo) y hasta ahora su único álbum.

La colaboración con Jun Maeda se debe principalmente a las características del disco. Al ser un concept album, es un disco dedicado a describir una historia, o de esa manera están presentadas las canciones. Cada canción, con su historia (algunos con videos propios) pero dependientes entre sí por el tema o concepto del disco. Todas canciones de amor, con su toque Kei, mágico y, sí: trágico.

El disco empieza con Owari no Sekai Kara (Desde el fin del mundo), un canción bastante movida para iniciar el disco, pero con toda la capacidad de ser circular (comienza y termina del mismo modo, un poco más lento) y ser entretenida al oído. Se parece mucho a la música que venía trayendo Nagi con supercell, pero con unos violines y ciertos elementos del arreglo que se hacen nuevos al oírla. Sabe captar el sentimiento de la canción (rescato muchísimo el yamete/atashi/koko ni iru del segundo coro que estruja el corazón).

Supongo que cada quien tendrá su interpretación de la letra y el vídeo, pero sentí particular compasión por la parte en la que el chico, pensando que es ella de pequeña y se equivoca, le dice “ojalá fueras tú quien estoy buscando”. El final es muy trágico y algo confuso (con aquello de la foto, que es lo único que no he procesado aún) pero sí me hago la idea que su error de confesarlo todo acabó con el mundo.

La siguiente pista es Futari Dake no Ark (Un arca para nosotros dos, de repente haciendo relación al arca de Noé, letras traducidas acá). Rockera, energética y con un trabajo vocal interesante. En las estrofas y los bridges, sobre todo, Nagi baja mucho su tono y lo hace un poco nasal (cuando está explicando aquello de ir a un lugar recóndito del mundo a buscar esa arca) lo cual me parece que combina muy bien con la clase de canción pero sí se hace extraño al oído. Además que tiene subidas y bajadas rápidas que sorprenden y le añaden complejidad a la composición de la canción (minuto 3.09 al 3.35, para que noten). Sin extrañarnos todavía, este viaje hacia la arca deseada termina con la muerte del chico, que no entendió que no estaba preparado para esa aventura y -probablemente- murió. El final, con aquel hitori demo ((continuaré hacia esa arca)aunque esté sola), con la voz vibrando sin música ya, es genial.

Seguimos con Killer Song (Canción de un asesino), una bonita historia sobre un viajero que tiene la capacidad de ver la verdad, a pesar de ser ciego, y su acompañante, una chica que cumple con protegerlo, así tenga que matar. El video es muy lindo, la parte en la que la recibe a pesar de haber herido irremediablemente sus piernas es muy linda por cuanto está cantada y animada.

Con respecto al desempeño de Nagi, supo llevar bien otra canción rápida y fuerte (las letras son bien explícitas). La composición no es tan atrevida como en Futari Dake no Ark pero logra lo que se necesita. Eso sí, el solo de guitarra atravesado no está muy bien logrado, quizá en historia sí, pero en cómo llega al oído… parece halado de los cabellos.

Flower Garden (Jardín de flores) es la primera canción lenta del disco. Después de llevarnos alto con tres canciones bastante fuertes, esta es la primera que baja el tono. En sí, el piano y la voz de fondo crean una atmósfera excelentísima. A mi parecer esta clase de canciones benefician muchísimo a Nagi, que llega sin dificultad a tonos bien altos. La idea de montar comienzos de líneas sobre otros es excelente y ayuda a darle dinamismo a una canción tan lenta.

Aunque lo que más me sorprendió fue de lo que trata. No solo es la primera en estar desde el punto de vista de un chico, si no, de alguien que quiere ayudar a quien ama a vivir. Después de todo, la chica en cuestión, enfermiza, vive como prostituta en un mundo subterráneo para obtener comida, y sueña con ir a la superficie pero no puede por lo contaminada que está. El narrador le dibuja flores para dejarla soñar con ese mundo lleno de flores de verdad, aunque ya no existan. Al final de la canción, su fragilidad puede con ella y muere. Podemos oír al narrador pidiéndole a Dios que la despierte de su “sueño”…

Volvemos al tono rockero con Muteki no Soldier (Soldado invencible), arrebatándonos de una el sabor lento de la canción anterior, con líneas más dinámicas (el “cha cha” del bridge es buenísimo y pegajosísimo). Además que Nagi canta rapidísimo, mostrándonos una faceta más de su voz. Nunca descansa el ritmo, podría decir que acelera y acelera y acelera… para matar con un poco de piano. Para ir de la mano con el título… al parecer la invencibilidad flaqueó. ;)

El video y la letra dan sentimiento, pero más de suspenso y emoción que de tristeza (a pesar de que el final es bastante triste). Esta misma rapidez te hace pasar rápidamente los 4 minutos de historia y sentirte más compenetrado con el Soldado Invencible, que con la chica. Me encanta además que no dudó en pelearlo y pudo pararse por si sola, a pesar de que la victoria no fue suya sino “otorgada” por ese soldado que ya se había encariñado con ella. Es profundo lo que tiene detrás y ambos personajes me gustaron muchísimo. No puede ser sino simpático e impactante al final.

24406_951601

Seguimos oyendo más con Kooru Yume (Sueño congelado). Esta pista sobresale bastante en el disco por ser un “monólogo” o más bien un “diario” que cuenta una historia un poco tenebrosa. El instrumental es un sample bastante pegadizo que le va al dedo a tanta oscuridad y misterio que tiene la canción. No es lo más resaltable del disco, pero sin duda vale la pena la historia detrás. Ay, Maeda, eres un genio de estas cosas. Y la voz dulce de nagi va perfecto con el monólogo. Me hace pensar que debería volverse actriz de voz.

Executer no Koi es otra canción más sobre sicarios/amor. Tiene demasiada fuerza la canción, y la historia levanta muchas emociones. La rapidez en los coros, los sonidos en el fondo y los cambios de tono son cosas que han pasado en varias sanciones y que aún así gustan todavía.

Una de las pistas más directas y menos interpretables de todo el disco es Toaru Kaizokuou no Kimagure. Se trata de una chica que perdió a su familia y fue recatada por un grupo de piratas. El final, a pesar de que algunos dicen que puede o no ser, a mí me pareció bastante claro. Bastante bello, pero, sin embargo… con la extraña posibilidad de ser terriblemente doloroso. (escuchar)

A esta pista rápida y muy disfrutable le sigue una de las mejores del álbum. Una balada con todos los feels que demanda la ocasión: Yuki no Furanai Hoshi. La historia es bellísima pero esa última frasecita es lo que la eleva a masterpiece: “El muñeco de nieve que llevamos al cuarto/se ha derretido por completo”. Alguien sálveme de tanta belleza… Sin duda no llega a la profundidad de las demás letras pero ¿alguien puede decirme que no es una obra de arte?

Después de otra pista rápida sobre magos y dragones, volvemos a las lentas súper lentas totalmente heartfel con Last Smile. Debo felicitar a viva voz al ilustrador del video, sobre todo por la secuencia final. Si la canción no podía estrujar y romper más los corazones, el video se iba a encargar de hacerlo. Una de las mejores pistas. Esperen un segundo, voy a secarme los mocos. ;_;

Y AHORA LO BUENO.

Hero no Jouken es la penúltima canción del disco y nos ayuda a entender este “mundo que está acabando”. Este joven chico se pasea por todas las canciones anteriores: el mago del volcán, la científica, el rey, el soldado invencible, el que consiguió el arco, el que iba a ser ejecutado, la chica de Owari no Sekai kara, el del jardín de flores… Además que es absurdamente movida y pegajosa. Dios, demasiado buena esta canción. (escuchar)

Y terminamos, ahora sí, el disco con Kono Hoshi no Birthday Song. Después de tanta absoluta desgracia, feels, tristeza arrebatadora, etc etc etc, el disco cierra calentándonos el pecho con sta canción sobre el amor y la esperanza. Aunque el mundo haya acabado, si somos familia habrá manera de seguir adelante… Ahora sí me retiro a llorar. CON PERMISO.

Ahora bien, este es un disco para escucharlo con cuidado y disfrutarse las traducciones y los MVs. Jun Maeda y Nagi Yanagi hacen uno de lo dúos más fascinantes de la historia del doujin. Cada canción es un mundo y no olvida el ritmo para preocuparse de las letras. en ambos aspectos sobresalen hasta la más simple y aburrida canción, así que les recomiendo muchísimo que se bajen el álbum y tarden lo que necesiten para digerirlo.

Acerca de catonwall

catonwall es una alien venezolana amante de la música japonesa, el anime, el manga y la lectura. Es una pequeña talibán ortográfica y tiene mucho amor que dar por ahí.

Publicado el enero 5, 2014 en Doujin, Música, Por género y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. hermosisimo disco, yo lo tengo completito y los escucho todo todito. si bien hay algunas canciones que me gustan mas que otras, todo el disco esta buenisimo.jun maeda si que sabe aflorar todos nuestros sentimientos y con la hermosa voz de Nagi es una combinacion perfecta. mis canciones favoritas owari no sekai kara,Futari Dake no Ark, Executer no Koi , Hero no Jouken y last smile que me hace llorar muchisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: