Archivo de la categoría: Inari Konkon Koi Iroha

Final de temporada: Inari, Konkon, Koi Iroha.

[Vivid] Inari, Konkon, Koi Iroha - 03 [FB116CA3].mkv_snapshot_06.24_[2014.03.27_22.08.43][Vivid] Inari, Konkon, Koi Iroha - 03 [FB116CA3].mkv_snapshot_10.01_[2014.03.27_22.07.43][Vivid] Inari, Konkon, Koi Iroha - 06 [0BF26F6C].mkv_snapshot_06.33_[2014.03.27_22.10.36][Vivid] Inari, Konkon, Koi Iroha - 06 [0BF26F6C].mkv_snapshot_18.44_[2014.03.27_22.11.15]

En una época en la que el shoujo no recibe tanta atención, haber visto que esta temporada tendríamos una adaptación levantó muchas expectativas. Inari, Konkon, Koi Iroha. nos sorprende con sus primeros capítulos cargados de un romance bastante inocente, un humor bien logrado y personajes adorables. La premisa es la siguiente: Tienes a una niña, muy alegre, muy adorable, enamorada de un chico que no parece sentir lo mismo que ella. Recibe un poder mágico de una diosa otaku muy pero muy guapa, que al parecer tiene cierta historia y cercanía con su hermano mayor. Podríamos hacer un bonito slide-of-life de esto, ¿verdad?

Pero no. InaKon prefiere tomarse muy en serio a sí mismo y hacer, más que una comedia romántica, un “romance sobrenatural”. Los primero capítulos, como ya dije, parecen más enfocados a ser más bien episódicos, dejándonos “moralejas” sobre el amor y la amistad en cada paso; pero rápidamente esto cambia. El anime se crea una historia a resolver y lo va haciendo con bastante torpeza, apoyándose de la inmadurez y malentendidos de los personajes.

El melodrama llega a ser insostenible e indetenible hasta el final de las series. Vemos cómo las relaciones románticas “inocentes”, que parecían partir de la premisa, son relegadas a un segundo plano, junto a la comedia. El drama, o mejor dicho, melodrama, se basa en todo momento en la falta de comunicación entre las amigas, la diosa e Inari y su hermano. Ver 10 episodios en los que se prolonga un malentendido es… bueno, bastante cansón.

Los personajes sufren mucho por la trama, a pesar de tener bastante potencial. Si hablamos de estereotipos, tenemos sin duda que mencionar a nuestros tres personajes masculinos principales. Tanbabashi-kun resulta ser, al final de las series, una excusa, un personaje unidimensional que podría reducirse simplemente al “trofeo de amor” de Inari (papel que muchísimas veces juegan las niñas moé en la mayoría de las series). Touka es nuestro típico “macho furioso”… su manera de demostrar amor y preocupación es siendo un idiota violento, y el hermano de Uka es un pervertido que ilustra los deseos de todo fan del imouto-anime. En cambio, las mujeres son más variadas y no tan estereotípicas… pero sí, dentro de todo, muy inmaduras y y mal llevadas por el dramón que se vuelve el anime.

Lo que comenzó con una comedia romántica muy dulce y simple, terminó en una tormenta de drama mal logrado y descolocado. El humor desapareció y reapareció en los momentos más inoportunos, la seriedad que se le quiso dar al final fue bastante risible, y se notó a leguas que le faltó planificación a la trama en sí. InaKon es todo lo que no pudo llegar a ser, pero, por suerte de ella, sólo duró 10 episodios.

Puntuación: 5/10 – Ni bueno, ni malo; simplemente promedio.

A %d blogueros les gusta esto: