Archivo de la categoría: Sasameki Koto

Sasameki Koto: ¿Comedia dramática? ¿Dramática comedia? Bah.

Título: Sasameki Koto
Género: Drama, Comedia, Romance.
Compañía: AIC.
Autora Original: Takashi Ikeda
Formato: 13 Episodios
Sinopsis: La historia trata de Sumika Murasame, una chica de 15 años que está enamorada de su mejor amiga, Ushio Kazama. A Ushio le gustan las chicas tiernas, no como Sumika, que es alta, buena en los deportes y ayuda a mantener el dojo familiar. Por lo tanto, se ve forzada a ver como Ushio se enamora de chica tras chica, pero nunca ella. Sin embargo, podría haber un giro y las cosas podrían cambiar.

En pocas palabras:
El drama del primer y último capítulo es manejado con maestría.
Los demás capítulos tienen momentos verdaderamente hilarantes.
La animación te va a hacer llorar.
Tiene un trastorno argumental interno de bipolaridad: No termina de ser un drama, no termina de ser una comedia.

Si hay algo que representa a Sasameki Koto, sería la palabra ‘pato’: vuela, nada y camina, pero nada lo hace con gracia. Exactamente eso fue lo que me quedó después de ver este animé: podría ser un buen romance, una divertida comedia o un atractivo drama: pero no llega a ser más que una poco armónica combinación de estos tres.

La premisa argumental es interesante. El primer episodio te queja una impresión gratísima. Personalmente, a mí me llevó a las lágrimas. Pero después de esto, la historia se la va llevando una serie de eventos un tanto ridículos para generar comedia, que, con el perdón de los Dioses, daña todo el animé.

Los personajes son, en un principio, emocionantes e interesantes. Las dos protagonistas, Sumiko y Ushio, tienen personalidades características que hubiera valido la pena trabajar a fondo. Ushio es el estereotipo de una chica superficial, sólo que añadiéndole lo lésbico. Poco o nada se habla de la integración de personas como ella dentro de la sociedad; sino que contrarrestan esto con una pareja de muchachas de su clase, también lesbianas, que ayudan a Sumika a gustarle a Ushio. Los personajes secundarios, exceptuando a la inteligente Aoi, son bi-dimensionales: la mayoría estereotipos y arquetipos de personalidad prefabricadas.

Aun así, existe una conexión grata de los personajes en aquellas partes en las que domina el drama y no la mala comedia, cosa que salva de buena manera la historia. El arco de Aoi me pareció que estuvo bastante profundo y agradecí en todo momento que mantuvieran la tensión de este personaje. La evolución emocional entre las protagonistas también se da en el último capítulo: el drama fue conscientemente estructurado como capítulo final, aunque carece de una conclusión adecuada.

No puedo decir que fui una fan especial de la música del animé. El opening relajante cuadró muy bien en los capítulos dramáticos, pero falló al contrastar en los capítulos que eran la pura comedia. Me recordó mucho al opening de Sketchbook ~full colorS~, con la diferencia de que aquella canción sí le iba bien a esa pre0misa. La banda sonora usada no fue la gran cosa pero sí sirvió para crear buenas atmósferas, tanto divertidas como dramáticas.

La voz de Sumika, Takagaki Ayahi, hizo un papel excelente, como también lo hizo Katou Emiri con Kiyori y Satou Chiwa con Miyako. Dejaron mucho que desear las voces de Ushio y Aoi, de las cuales me costó mucho sentirlas fluidas y adecuadas.

Lo peor del animé no es ni su historia, ni sus seiyuus, ni su música: es su animación. Desde el primer capítulo se pudo notar que el presupuesto del show no era precisamente alto: cosa que hizo que la animación y el arte fueran bastante deplorables. Es imposible no darse cuenta del montón de errorcitos que hay por ahí. También, hubo escenas, sobretodo las que ocurrían al atardecer, que contaban con colores inadecuados y dolorosos a la vista.

Sasameki Koto pudo haber sido muchas cosas, pero no llegó a ser ninguna. No lo recomendaría ni como drama ni como comedia. Con un pobre presupuesto, roza en varias veces la excelencia pero no logra quedarse en ella mucho tiempo. Es un animé entretenido con una premisa un tanto frustrante y chistes a lo Maria Holic. Pero si pudiera volver en el tiempo, hubiera decidido no verlo.

Valoración: 6/10

Un drama que quiere ser una comedia, una comedia que quiere ser romance, un romance que termina siendo nada.

A %d blogueros les gusta esto: